Odín es un gatito súper cariñoso y muy muy bueno.
Un gato más de aquellos que aparecen de pronto en una colonia, sin saber de donde ha salido ni por qué está allí.
Odín fue capturado para esterilizar y volvió a la colonia, pero un día apareció con una herida brutal en la cabeza , un tajo importante que afortunadamente ha sanado muy bien.
Ahora Odín tiene un gran objetivo: encontrar un hogar un hogar donde ser feliz.
Eres tú quien está leyendo esto, ese ángel que le cambiará la vida a nuestro pequeño, 
ojalá que sí.❤️

Si tú que nos lees, también crees en el destino, y estás interesad@ en adoptar, escríbenos.